24 julio, 2007

Súbanlos a todos al camión escoba!!!


El Mundo MADRID.- Escándalo sobre escándalo, ruina sobre ruina. El Tour de Francia, destrozado. Como le corresponde, por ser la cima de un ciclismo arrasado.Todos culpables: la UCI, la organización, los equipos ProTour, todo el circuito profesional y sus 'códigos éticos' de hipocresía pura.

Astana, año II. Segunda catástrofe. En su primera aparición de patrocinio, fuera del Tour, 2006 antes de empezar. Alexandre Vinokourov ganó la Vuelta, eso sí. Y Andrey Kashechkin le acompañó en el podio, con Alejandro Valverde rodeado de kazajos. En la segunda temporada, cierre casi seguro de un chiringuito que cuesta sus buenos 10 millones de euros anuales.

El abandono del equipo parece inevitable, porque Alexandre Vinokourov, 33 años, es el 'alma mater' de la formación. No sólo es el líder deportivo, el hombre-Tour. Es quien atrajo al patrocinador, de la mano del presidente de Kazajistán, de su ministro de Defensa, que es también presidente de la federación nacional de ciclismo. Con sus altas conexiones políticas, 'Vino' consiguió que un entramado de las más poderosas empresas del país apoyaran su proyecto ciclista.

Vinokourov, el hombre que gana en pura potencia en los Campos Elíseos (2005) o en Lugo (2006), en la contrarreloj de Albi (cazado por transfusión de sangre compatible, no propia), o en las montañas de los Pirineos, este lunes sin ir más lejos (análisis pendiente), se ha caído del Tour y de la profesión con todo el equipo, nunca mejor dicho.

Hace poco más de un año, el 30 de junio de 2006, Alexandre Vinokourov y la industria kazaja, unidos por la marca Astana, se quedaban fuera del Tour en la misma salida de Estrasburgo. 'Vino' no había dado positivo, ni estaba implicado en la 'Operación Puerto', pero la mayoría de sus compañeros y Manolo Saiz, el mánager, estaban absolutamente pringados tras la redada de la Guardia Civil en los pisos del médico Eufemiano Fuentes. Con cuatro ciclistas no podían disputar la carrera.

Entonces, Vinokourov desató su cólera contra Manolo Saiz. "No queremos a Saiz, que se vaya del ciclismo y se dedique a su tienda de bicicletas", dijo. En los últimos meses se le ha llenado la boca con las palabras 'ética' y pureza. A la espera de que se explique personalmente, sólo se sabe la reacción automática del mánager del Astana, el suizo Marc Biver, que ha suspendido cautelarmente del equipo a Vinokourov, que en realidad es el poder fáctico de la formación. Y que el kazajo ha pedido el contraanálisis.

La situación es similar a la de la Vuelta 2004, la del positivo por tranfusión del ganador de la contrareloj, entonces Tyler Hamilton. Después cayó su compañero en el Phonak, el 'volador' Santi Pérez, aunque este fue 'pescado' unos días después de subirse al segundo escalón del podio de Madrid, en un control por sorpresa en Suiza.

Al menos, al Tour le queda el consuelo de que Vinokourov, por una dura caída en la quinta etapa o porque él es así, no está luchando por la clasificación general, en la que va muy rezagado. Pero tiene más problemas que atender de aquí al domingo, con un líder danés bajo sospecha por escaquearse de controles por sorpresa -'fallos administrativos' según Michael Rasmussen- y un ciclista español que, según versiones, es el estandarte del nuevo ciclismo, o un protegido por el Gobierno español y la prensa, que desecharon su implicación en la 'operación Puerto'.

Desde aquí, mientras no se demuestre lo contrario, creemos en la primera opción, confiamos -aunque la fe se pone a prueba con demasiada fiereza- en Alberto Contador.

22 julio, 2007

Lo mejor del Tour: Borat y el Perro


Hola: este Tour de France hasta el momento va a ser recordado como el Tour de Borat y el Perro. Borat el hombre más sexy de Kazajistán y segundo mejor periodista se presenta al Tour para apoyar al destruido Vino y parece que no le trajo fortuna. El Perro de porquería no le pasó nada. La rueda de carbono se destruyó para fortuna del can. Ya te quiero ver perruno con las llantas chinas que venden en San Diego, moririas degollado con todo el fierro que tienen!!! Impresionante como la bici no pesa nada...pesan aproximadamente 6.8 kilos el perro ni se inmutó...

16 julio, 2007

PISTA DORADA: Enzo Cesario

VIDEO GENTILEZA DE RAPMAX
Lunes 16 de Julio
El Mercurio Online SANTIAGO.- El ciclista chileno Enzo Cesario consiguió la primera medalla de oro para nuestro país en los Juegos Panamericanos de Río de Janiero, al adjudicarse la persecución individual tras superar en la final al venezolano Tomás Gil.

Cesario, de 26 años, venció a Gil con un tiempo de 4 minutos 37 segundos y 89 centésimas para los 4.000 metros de la competición. La medalla de bronce fue para el argentino Fernando Antogna, que derrotó al colombiano Carlos Alzate.

"Todavía no asimilo lo que pasó", comentó Enzo Cesario tras el término de la carrera, aunque se declaró feliz "por la euforia" que se desató en las gradas del flamante velódromo con pista de madera inaugurado este año en el sector de Barra do Tijuca, de Río de Janeiro, donde se disputa la competición de Ciclismo en pista.

"Creo que más tarde voy a asumir esta medalla en todo lo que vale", añadió el deportista chileno, que tras su victoria dio una vuelta más al velódromo, envuelto en la bandera de su país, mientras un numeroso grupo de compatriotas, en su mayoría miembros de la delegación de Chile en los Juegos, le aplaudía desde las gradas.

Agregó que lo que sí tiene asimilado es que este triunfo le da tranquilidad para seguir en busca de nuevos objetivos, pues le asegura por cuatro años el apoyo económico del Comité Olímpico de Chile (COCH).

El oriundo de Villa Alemana había anotado esta mañana el mejor tiempo en las clasificaciones, lo que de alguna manera adelantaba lo que podía hacer el pedalero nacional.

El técnico del equipo chileno, Víctor Garrido, había explicado que el designado fue Cesario porque había superado a Marco Arriagada en el último control, y "ese era el acuerdo que teníamos"

06 julio, 2007

Tour de France: la competencia más difícil del mundo




Hola amigos: hoy comienza el Tour de France, la “Grande Boucle”, la Vuelta a Francia la competición más difícil del mundo. Digo esto porque es una carrera de 21 días, de 3550 Kms, con 117 Kms de contrarreloj que tienen que enfrentar los pedaleros. ¡Y es muy dura!.

Es la carrera más complicada por la tradición que tiene. Son más de cien años de historia que hacen al vencedor un verdadero héroe nacional, quedando registrado en los anales del deporte mundial. Hay mucho dinero en juego también. Mucha presión para corredores, auspiciadores, directores, marcas de bicicletas o componentes. ¡Se imaginan un corte de cadena con 50 millones viendo la TV! ¡Harakiri para don Yoshii Shimano!

A nivel ciclístico es una carrera nerviosa y tensa. Se parte al 100% y se termina la etapa con el turbo. No hay etapas “relajadas” incluso en llanura. Mucha concentración, no hay dialogo, no hay colaboración entre los equipos. Competencia pura.

Muestra de ello es que las fugas tienen mayores posibilidades de llegar a puerto, comparado con el Giro de Italia y la Vuelta. Cada uno defiende su carrera y los fugados se juegan la vida para salvar el año con un triunfo de etapa. Cada minuto de TV es oro. También hay muchas caídas, por la tensión y el cansancio.

No es una carrera que le agrade a todos, de hecho Danilo Di Luca (ultimo ganador del Giro d`Italia) renegaba el Tour y decía que “no le gustaba”. El Giro de Italia es otra cosa, más relajada. Se corre fuerte, pero se dosifican. Parten relajados, luego “piano a piano” van subiendo el ritmo y la llegada es al 100%. Las fugas generalmente son absorbidas por el pelotón, porque los equipos (generalmente italianos) colaboran y tiran del grupo. Hay etapas donde el ritmo es mas calmado, se bromea, se conversa, y se descansa de vez en tanto.

Debe ser algo de la idiosincrasia de Italianos y Franceses, no sé bien, pero eso se nota. En una analogía Obesa, el Giro es un un buen plato de fideos con salsa de tomates (Pasta asciutta). Mientras el Tour es un salmón ahumado con salsitas y una hojita de lechuga. Es más caro, más sabroso, más bonito el restaurant, pero no te deja satisfecho, llenito. El Tour es más “fashion”, más lindo, más vendible, espectacular, mundial, pero acidito. A muchos no le gusta el caviar ¡cierto!
Lo principal que quiero dejar en claro es el profesionalismo, la rigurosidad, la disciplina que debe vivir un ciclista para ganar esta carrera. Cada detalle es importante para el triunfo. Es una batalla de aguante, regularidad. El que resiste los veinte y tantos días de competición al mejor nivel, gana. No se admite ninguna distracción, diversión, “día libre”. Pienso en los futbolistas y me dan risa, ellos no aguantarían ni un día como ciclista. Durante la preparación y durante la carrera no hay fiesta, salidas, alcohol, ¡mujeres ni pensar! La comida es muy regulada. Imagínense que Iván Basso en una entrevista hablaba que durante una carrera almorzaba solo fideos con aceite de oliva y queso rallado, nada más…lo demás eran alimentos especiales, jugos o barritas energéticas, Plop…Un obeso no podría ni pensar en Tour, ni Giro ni Vuelta…

El ciclismo es un deporte de verdad, donde mente y cuerpo estan al 100% al servicio de la bicicleta. ¡Imagínense ganar la carrera más dura del ciclismo! Una empresa sólo para valientes.

Pronostico Obeso: el favorito indiscutible es el gran Vinokourov. Tiene un equipo completo a sus espaldas, el Astaná. Hecho para él, con el auspicio del gobierno de su país: Kazajstán. Con corredores como Savoldelli, Kloden, y los Kazajos que darán la vida por su capitán. ¡Sí gana Vino hay día feriado en Kazajstán, de seguro!

Otro favorito no veo, porque la cosa del doping los tiene a todos recatados y temerosos. El que gana pierde. Otro que veo bien, es el inagotable Christophe Moreau, quien ganó la Dauphine Liberè, y si sus años no le pasan la cuenta. podría en el caso de caer Vino, decir a “río revuelto ganancia de viejos pescadores”. Otro consagrado es Alejandro Valverde, vamos a ver si puede aguantar tres semanas de carrera.Otra posibilidad son los jóvenes como Thomas Dekker, Alberto Contador, quien comenzó el año como una bala y su equipo necesita el triunfo.

A más gente no veo. Los italianos van todos a pasear a Francia, Popovich, Iván Mayo, Pereiro, Carlitos Sastre, podrían ser.

Dos deseos ocultos obesos son: que gane un francés para que el ciclismo de ése país salga adelante y que sea una gran carrera para levantar a este deporte medio atontado con tanta noticia de doping. Esperemos una gran carrera que comienza en Londres, ¡un Tour de Película!